Fundació Miró


Fondo museográfico


La colección de la Fundació tiene su origen en la donación realizada por Joan Miró. El 7 de marzo de 1981 Miró y su mujer, Pilar Juncosa, hicieron donación a la Fundació Pilar i Joan Miró de los talleres del artista, el Taller Sert y Son Boter, así como de las obras, documentos y objetos que contenían. El generoso legado de Miró estaba compuesto de pintura, dibujo, escultura y obra gráfica, así como de un rico fondo documental y una parte de su biblioteca personal.

La colección de obras de Joan Miró consta de pintura, dibujo, escultura y obra gráfica. En total, el fondo se compone de 118 pinturas sobre tela, 275 obras realizadas con técnicas diversas sobre diferentes tipos de soportes, 1512 dibujos y 35 esculturas, así como de obra gráfica. La riqueza de la colección pone en evidencia la variedad de técnicas, materiales y procedimientos que utilizó Miró y a menudo posibilita la reconstrucción de su proceso creativo. Los numerosos proyectos de pintura, escultura, cerámica, murales, obra gráfica y tapices dan fe la inagotable creatividad de Miró durante la última etapa de su vida. El marco cronológico de las obras de la colección abarca desde 1908 hasta 1981, si bien la mayor parte de las obras fueron creadas a partir de los años sesenta. El óleo conservado más antiguo de Miró forma parte de la colección. Por lo que respecta a las obras tridimensionales, la Fundació cuenta con assemblages únicos y bronces de ediciones limitadas, creados fundamentalmente en los años sesenta y setenta. Los dibujos más antiguos datan de mediados de los años treinta y los más recientes son unos cuadernos de bocetos de 1981. Además, la Fundació conserva un rico fondo gráfico que supera las 700 piezas.

Con el tiempo, la colección de la Fundació se ha ido enriqueciendo con obras —gran parte de ellas procedentes de homenajes a Miró— de otros muchos artistas, entre los que se encuentran Arroyo, Canogar, Chagall, Chillida, Chirino, Feito, Francés, Genovés, Guerrero, Guinovart, Gordillo, Hernández Pijuan, Rueda, Millares, Mompó, Múñoz, Ràfols Casamada, Saura, Sempere, Tàpies y Villalba. Finalmente, la colección se ha incrementado también gracias a la producción propia de obra gráfica en los talleres de la Fundació, con obras de artistas como Peter Phillips, Wolf Vostell, Joan Cruspinera o Rafa Forteza, entre otros.

 



PINTURAS



 



ESCULTURAS



 



DIBUJOS



 



FONDO DE OBJETOS



El fondo de la Fundació acoge una importante y única colección de objetos recogidos y guardados por el artista a lo largo de los años. Se trata de objetos reunidos en el Taller Sert y Son Boter que le inspiraron y que le interesaron por motivos diversos. No sólo hay objetos, sino que también hay numerosas postales y recortes de periódico y de revista clavados en las paredes con chinchetas, que podemos considerar como puntos de partida del repertorio iconográfico de Miró. Estos objetos y papeles configuran una particular atmósfera creativa totalmente imprescindible para su manera de trabajar.
“Todo lo que dejo entrar aquí estás relacionado con mi trabajo, son cosas que me sirven de recordatorios, cosas que necesito como atmósfera. Una foto de un magnífico teatro circular, que me mandaron de Polonia, un anuncio de bizcochos. Y el arte popular, que es lo que más me gusta”. Georges Raillard, Conversaciones con Miró.